sábado, 16 de febrero de 2008

Ultraviolento

Hoy en Página/12 salió una nota de Osvaldo Bayer condenando la violencia.

Primera sorpresa con la que me encuentro. Bayer dice que "Por fin –y seamos optimistas pese a todas las derrotas– se está tomando conciencia de que las armas no solucionan nada."

El primer párrafo me moviliza. Bayer es un tipo al que respeto mucho pero se me hace difícil comprender cómo alguien que se ha dedicado toda su vida a reivindicar a luchadores anarquistas diga eso. De paso, las armas sirvieron para infligir todas esas derrotas pese a las cuales hay que ser optimistas (siempre y cuando renunciemos a esas armas).

Antes que nada debo aclarar que en la nota Bayer habla solamente de la violencia ejercida desde el Estado, celebrando la negativa de Alemania a enviar tropas a Irak o "más" tropas al sur de Afganistán. Y claro, eso no es malo. Lo que es malo es que no se le mueve un pelo porque Alemania siga manteniendo tropas en el norte de Afganistán. Dice: "No señor, Alemania no va a aumentar sus tropas ni va a abandonar su zona norte ni marchar al sur afgano como exige Estados Unidos."

¿Me quedo tranquilo entonces?

En su momento Alemania se negó a enviar tropas a Irak. Parece que el gobierno alemán de entonces obedeció los designios populares. Dice Bayer: "Alemania se cubrió de Paz, pese a su historia. Fue emocionante ver a esos miles de jóvenes alemanes, con la paz en los ojos y en las sonrisas, nietos y bisnietos de aquellos miles y miles y miles de jóvenes que cayeron en la guerra pasada. Sí, ver esa fantasía real llenó de optimismo a los que creen todavía en la racionalidad y en los sentimientos nobles."

Menos mal que avisan que la cuestión pasa por la racionalidad y los sentimientos nobles y no por los intereses de las clases dominantes en determinado tiempo y lugar. Raro porque la apelación a los sentimientos nobles, al amor básicamente, es el ariete ideológico de la Iglesia del siglo XX y parte del XXI para predicar la conciliación de clases. Otra rareza más viniendo de un anarquista.

Esa afirmación es el típico ideal de la pequeña burguesía. En épocas de crisis sociales, en los que la clase obrera está organizada y en ascenso revolucionario, algunas fracciones de la pequeña burguesía suelen dar muestras de una radicalidad nunca vista a la par de una falta de disciplina orgánica y de constancia en la lucha que se emparenta con la lucha anarquista. En épocas de reflujo y relativa paz la pequeña burguesía puede llegar a ser más papista que el Papa, renegar de la necesidad de una organización, supuestamente contraria a la libertad (me viene a la memoria aquello de la organización de la antidisciplina de los anarquistas), y demostrar un respeto cuasi reverencial por la racionalidad constitucionalista decimonónica. Es decir, respetar los principios republicano y democrático y sus procedimientos formales. Bayer parece que está pasando por esta época. La diferencia con los anarquistas hechos y derechos es que estos últimos no pasan por esta etapa.

A Bayer también lo maravilla que Obama pueda llegar a ser presidente de los EEUU wasp dándole primacía a la cuestión racial o étnica por sobre la pertenencia a una clase. Si Obama fuera un dirigente obrero y revolucionario sería otra cosa, aunque lo más probable es que terminara encarcelado y en la milla verde. Más o menos como les pasó a Sacco y Vanzetti (otros anarquistas) sólo que en este caso estaríamos ante un negro, los principales beneficiarios de la pena de muerte en EEUU.

Tanta primacía le asigna Bayer a la cuestión racial que desea que Hillary renuncie a su candidatura para allanarle el camino a Obama (las feministas deben estar muy felices). Ignoro por qué, para Bayer, la cuestión racial es más importante que la de género o la de clase. Pero siguiendo ese camino mental Bayer debería proclamar la imperiosa necesidad de que Condoleeza Rice (mujer y negra) sea candidata a presidente por el partido republicano y así estaríamos completos de felicidad.

Luego de sentirse desnudo porque un alemán le descubre la existencia de las villas y el problema del "Paco" (en realidad no es que desconozca esa realidad, lo que incomoda es que lo diga un alemán) se pregunta qué hemos hecho los argentinos para eliminar las villas.

Es cuando dice una tremenda barbaridad que duele: "las únicas que se han empeñado en esto y se empeñan son las Madres de Plaza de Mayo." Duele porque es una mentira. Se olvida de toda una generación de revolucionarios que lucharon por eso (y mucho más) y que fueron asesinados, torturados, desaparecidos (el motivo de aparición de las Madres que hasta ese momento, según Hebe, no sabían qué pasaba en el mundo). Ningunea a los militantes actuales que luchan por el socialismo. Ignora olímpicamente la lucha del movimiento piquetero argentino, ejemplo histórico de organización de la clase obrera desocupada. Se caga en los muchos Kosteki y Santillán que existieron, existen y, por suerte, existirán.

Cuando leo eso no puedo más que sentir bronca y preguntarme ¿Qué te ocurre Osvaldo? Me gustaría pensar que fue un lapsus.

Se indigna cuando Nokia deja cesantes a más de 2.000 obreros alemanes para ir a explotar mano de obra más barata a Rumania.

No se qué esperaba Bayer. Quizás piense que las empresas deberían comportarse de otra manera. Ese comportamiento le parece inmoral. No, no es inmoral. Nokia busca valorizar su capital para competir en el mercado mundial y parece que no lo ha hecho mal porque es una de las principales empresas de celulares del mundo. Que para las baterías de los celulares (entre otros productos electrónicos) se use coltán que es un mineral cuyas mayores reservas se encuentran en el Congo y que es la causa de las matanzas que se realizan en esas zonas no le preocupa ni le llama la atención. Le preocupan los 2.200 obreros alemanes desocupados. ¿Y los actuales obreros desocupados rumanos que conseguirán trabajo por la instalación de la fábrica? No, esos no importan porque cobran menos, los explotan más.

De paso, habría que recordarle que una empresa alemana, la Mercedes Benz, permitía, en Argentina, durante la dictadura, el ingreso de fuerzas armadas y de seguridad, la detención de activistas de base y que se los "interrogara" en la misma fábrica. La Mercedes buscaba el fin de los conflictos internos fabriles, aumentar la productividad y la rentabilidad, aunque se tuviera que "interrogar" en su propio establecimiento.

Termina

Obama, el no a más tropas a Afganistán, nuestras villas miseria argentinas y el golpe de furca de una empresa. Cuatro sucesos de la actualidad para pensar. Porque la “cosa” no es que algunos puedan viajar en tren bala y otros jugar al golf en Rumania. Ya que así empieza la definición del vocablo “violencia”.

La crítica a la violencia (a cualquier tipo de violencia sin distinguir los motivos por los que se lucha). El elogio del pacifismo (siempre y cuando sea el pacifismo de los explotados). La fascinación por el No-envío-de-más tropas-a-Afganistán (en vez del repudio por el mantenimiento de tropas en el norte de ese país). En fin, un decálogo del buen pequeño burgués.

Todavía me sigo preguntando como se compadece todo esto con la reivindicación de luchadores anarquistas. Como sea, me quedo con B-ayer, el Osvaldo de ayer.

Saludos

11 comentarios:

Severian dijo...

Supongo que es imposible escapar al entorno en el que se vive. Tal vez sea que Bayer vive en Alemania, y está empezando a pensar como un Europeo.

A mi me desilusiona mucho cuando noto que, si bién no tan embrutecido aún como el pueblo estadounidense, el pueblo europeo parece vivir en un frasco de palmitos. Como si no hubiera habido nazismo, como si jamas hubieran visto una guerra, como si sus líderes nunca les hubieran mentido. A veces parece que se olvidaron de todo lo que les pasó, de lo que nos contaron nuestros abuelos.

Será porque la presión de los medios es tan fuerte, que no se puede escapar a ella. Recuerdo un almuerzo con varios colegas, todos menores de 40, en el que parecían convencidos de que la última dictadura latinoamericana era la de Fidel Castro... hasta que llego la Chavez. Nada del fraude insitucionalizado mexicano, nada de las "elecciones libres" en los paises donde la mayoría de los votantes no saben leer las boletas, nada de la democracia custodiada chilena con senadores vitalicios designados a dedo, nada... Hablaban de la terrible falta de libertad de expresion en Cuba, olvidando que en el resto continente falta la alimentación y la salud, algo muchisimo más elemental. Personas muy inteligentes todos, les resultaba imposible sacarse de los ojos el velo que los medios de comunicación les impusieron...

Me vas a decir que el autor de "La patagonia rebelde" tiene que estar por encima de eso. Pero me pregunto si alguien puede salir completamente de ese cerco, en especial si te sometés a él durante muchos años....

LR dijo...

Puede ser. Una vez en la radio escuché una anécdota de un argentino que ante tanta forreada por parte de un guardia civil español en el aeropuerto le mandó un: y ustedes de qué se la dan si en la época de franco los cambiábamos por cuatro cueros. En el caso de los alemanes lo entiendo más que en el de los españoles incluso.

En el caso de Bayer puede ser como vos decís pero me cuesta entenderlo. Es un tipo que durante años se dedicó a investigar la vida de los anarquistas, a reivindicarlos, que TUVO que ir del país, que fue contemporáneo de muchos incansables luchadores. Y después, que los ningunee diciendo las Madres de Plaza de Mayo fueron las "unicas" que hicieron algo por eliminar las villas, en fin, me genera una violencia que no le explico. Que quiere que le diga, me parece injustificable lo que escribió Bayer.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Chapeaux, que quiere decir: muy bueno, en serio.

Es verdad, Bayer ha sido y ya no es. Hay que acostumbrarse a eso. Es duro, pero es que - aunque suene elitista - los buenos son muy poquitos. No estamos entre ellos, ni lo están tampoco personas que han hecho quizás mucho más que nosotros.

Bayer es exactamente lo que describís: un pequeño burgués radicalizado. Lleno de humanismo y fervor. Un buen tipo, de veras.

El problema es que la regla que utiliza para medir la realidad viene adulterada, y esa regla son los valores pequeñoburgueses: confusos pero muy convencidos.

Es una pena porque Bayer supo contestar en su momento - no lo olvidemos, es más: recordémoselo - a Mempito Giardinelli, en la polémica "Matar al tirano" vs. "No matar al tirano" en la cual Bayer afirmaba categóricamente - frente a la pedantería pontificadora y obtusa de Mempito - el derecho de los oprimidos a atentar contra la vida de Pinochet.

Saludos.

LR dijo...

No conocía la polémica. Ahora bien, lo de Mempo atrasa varios siglos en ese caso. Hasta algunos católicos justificaban el magnicidio, regicidio o como quiera llamarlo.

Zombie proletario dijo...

No es mucho lo que puedo aportar al análisis que hiciste.
La peuqueñaburguesía es también la base social del fascismo como Trotsky bien supo ver antes del ascenso de los nazis. Es una clase que por su posición material se cree al margen de las clases y de allí que sea capaz de oscilar a derecha o izquierda sin mayores sentimientos de culpa.
Cuando se deja de pensar en términos de clase, como lo hace Bayer (yo diría que siempre lo hizo, a pesar de sus simpatía por los anarquistas) y no se considera a la clase obrera el sujeto de la revolución y la construcción del partido intrenacional el instrumento de ésta, aparecen estas cosas.
Excelente post, excelente blog.
Un abrazo

Norma dijo...

Buenas...

Respecto del debate Mempo-Bayer. Por cierto que Mempo argumentó brillantemente. Ni pontificador ni obtuso, quizás tales calificativos le cuadren mejor a muchos militantes del trotzkismo.

Desde entonces me ha quedado una sensación: empecé a dudar de la estabilidad mental de don Osvaldo.

Ahora tiene el berretín del indigenismo y la cuestión étnica, y por supuesto... el momumento de Roca. No es que tenga problemas mentales, Bayer parece carecer en absoluto del miedo al ridículo, dice lo que se le canta sin pensarlo del todo, aún a riesgo de decepcionar a los entusiastas de la violencia.

LR dijo...

Ah, mire Ud Norma, no sabía que a Bayer le había dado por las cuestiones étnicas o por el indigenismo. Su preferencia por Obama ni siquiera me lo hizo sospechar aunque ahora que lo menciona no me extraña. Voy a ver si me mando algo sobre el tema. Una especie de polémica Mariátegui - Justo (Liborio) sobre el Imperio Inca y Tupac Amarú. Obviamente, reseñando sus opiniones y desde el punto de vista de un trotskista, que parece que no son de su agrado.

Le iba a dejar pasar el tema de la violencia. Si me conociera, me aterra la violencia como me aterra la posibilidad de ser sometido a quimioterapia. Sin embargo, así como esta última es una de las pocas formas conocidas de intentar vencer el cáncer, el cambio de las bases sociales se ha hecho históricamente mediante la violencia. Es lamentable, pero en las sociedades de clases es así. La clase privilegiada lucha con uñas y dientes (y el aparato represivo estatal) para mantener sus privilegios.

No se confunda, aceptar la realidad no significa glorificarla. Distinto es la reivindicación de aquellos que intentaron el camino de la revolución social, no por el empleo de la violencia en sí, sino por la tarea gigantesca emprendida y su finalidad última.

saludos

Severian dijo...

Hoy Bayer me escandalizó a mí. Fijate el atentado idiomático en la contratapa de Página/12:

Un empleado de uno de los bancos de Liechtenstein, o mismo algún integrante del directorio, pasó al servicio de investigaciones alemán un CD con los nombres de los anónimos depositantes millonarios.

¿"mismo"? ¿que quiso decir? ¿no será "o tal vez algun ..."? Todo un terrorista de la lengua....

Una cosa es seguir el flujo de la transformaicón constante del idioma, para no seguir hablando como el Quijote, y otra es adquirir los modismos de la hinchada de Huracán. La proxima nota va a escribir "losh capitalista' son todo' puto' son..."

Jack Celliers dijo...

"mismo" es un galicismo bastante feucho, pero se utilizo como cosa "chic" hace varias decadas...

Severian dijo...

Notable el dato. Yo sólo lo he oido en TyC y Policías en Accion, mire lo que le digo...

el negro del globo dijo...

Y sí Seve... los negros de mierda atentan contra el idioma.

No hay nada como la gente culta de clase media que vive encerrada en un blog...