lunes, 24 de diciembre de 2007

A este tipo hay que hacerle un monumento


No me refiero al Coronel Ramón Lorenzo Falcón, por supuesto. Pero es imposible referirme a ese tipo sin hablar un poco de este personaje.

Ramón Falcón, el Coronel, participó en la Conquista del Desierto y, por los servicios prestados, el personal político de la burguesía argentina lo designó como Jefe de Policía de la Capital Federal.

Tiene un currículum impresionante este señor. Sus preferencias pasaban por asesinar anarquistas con los sables y con los fusiles. Pero también solía usar otros medios no letales de represión que demostraban cuan hijo de puta podía ser. Como aquella vez que durante la huelga de inquilinos de 1907 desalojó a los protestones con chorros de agua (aunque no solo con eso).

Una de sus últimas intervenciones fue durante el acto que se hizo el 1º de mayo de 1909 en la Plaza Lorea. Ese día los obreros de Buenos Aires conmemoraban el día del trabajador en honor a los Mártires de Chicago. Falcón estaba a cargo de vigilar a los manifestantes y no pudo evitar contestar los insultos con balas de Máuser. El resultado fueron 11 muertos y 80 heridos, muchos de ellos niños.

El 4 de mayo se concentraron alrededor de 60.000 personas para transportar los féretros de los trabajadores asesinados hacia el cementerio de Chacarita. La policía de Falcón les arrebató los féretros y dispersó la multitud. Unos 4.000 militantes lograron sin embargo llegar al cementerio para luego ser baleados a la salida por policías de la 21.

Mientras eso sucedía el Coronel Falcón era felicitado en la Casa Rosada, por el presidente Figueroa Alcorta y por los dirigentes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, por su actuación el 1º de mayo.

En ese momento Falcón no sabía que ese 1º de mayo entre los manifestantes había un obrero metalúrgico, judío, de origen ucraniano de 17 años de edad.
Me refiero al homenajeado: Simón Radowitzky.

Simón había participado en la Revolución Rusa de 1905 y se había venido a la Argentina escapando de las persecuciones zaristas en 1908. Apenas llegó se puso en contacto con círculos anarquistas.

El 1º de mayo Simón estuvo ahí y vio todo. Le recordó cómo los Cosacos embestían a los sablazos a los obreros rusos y, como no podía ser de otra manera, concluyó que lo mejor que se podía hacer era ajusticiar a Falcón.

Lo hizo el 14 de noviembre de 1909 mientras este iba en su coche por la avenida Quintana. Le tiró una bomba entre las piernas que prácticamente lo descuartizó y el Coronel murió desangrado en el Hospital.

Simón se salvó de la condena a muerte porque era menor. Estuvo un breve tiempo en la cárcel de la avenida Las Heras de la que no se pudo escapar por un túnel previamente fabricado porque justo ese día lo llamó el jefe de la prisión para regalarle ... una biblia.

Su estado de salud no era el mejor ya que luego de ajusticiar a Falcón había intentado suicidarse disparándose en el pecho pero falló y le quedó un pulmón herido. Como su celda no presentaba las mejores condiciones sanitarias se ofreció a arreglarla, lo que al fin no hizo porque para esa fecha se declaró una huelga de albañiles a la que adhirió.

A raíz de esto fue enviado al penal de Ushuaia donde cada 14 noviembre se lo confinaba 20 días a pan y agua para que meditara sobre su acción.

La cuestión es que Simón al final fue indultado por Irigoyen en 1930 y expulsado del país. Cayó en Montevideo donde terminó preso. Por fin, en 1936 lo ponen en libertad y se va a España a combatir en la guerra civil española en el Frente de Aragón dirigido por Buenaventura Durruti.

Muere en 1956 en México trabajando en una fábrica de juguetes.

Era imposible escribir algo sobre Simón sin mencionar a Falcón, excúsenme por eso.

Simón fue uno de los tantos millones de combatientes del proletariado mundial que luchó toda su vida por un mundo mucho mejor que este. Soy comunista, tengo muchas diferencias con los anarquistas, pero Simón fue ante todo uno de los tantos compañeros, un camarada. Dudo que tenga la dignidad suficiente para siquiera admirarlo a la distancia.

Por lo pronto, no me queda más que repetir que a ese tipo, a Simón, hay que hacerle un monumento.

20 comentarios:

Jack Celliers dijo...

Camarada Luk@s, felicitaciones por animarse! Le estreno el blog.

Efectivamente, Radowitzky fue un camarada y valía mucho más que varios dirigentes del PC juntos.

Si sigue por este camino prepárese a recibir una retahila de comentarios descalificándolo por su apología de la violencia, su falta de comprensión de la democracia, su soberbia, su militarismo y por no comprender que hoy por hoy pensar es un peligro que nos lleva al totalitarismo.

Y déjese de modestias, que Ud. escribe muy bien.

LR dijo...

Gracias por la indulgencia, jaja

Ho Chi dijo...

Efectivamente valia mucho mas que todos los dirigentes del PC y tambien del PO, del MST, del PTS, y varios etc.
Fue un abnegado y valiente luchador por las causas populares.
Un recuerdo a Simon en este fin de año.

dolmancé dijo...

Celebro la movida de animarse al blog.

Del homenaje a Simón, viniendo de un marxista, me interesa justamente entender de dónde viene la pica entre anarcos y troskos. Salvo un par de hechos puntuales desconozco los motivos históricos. ¿Se anima a hacer una pequeña reseña genealógica con las principales diferencias teóricas?


un abrazo.

LR dijo...

Gracias Dolmancé.

Las diferencias con los anarquistas son teóricas y esas diferencias teóricas terminan siendo prácticas. Hacen un fetiche del Estado y de la autoridad. Para ellos el principal problema es el Estado, hay que terminar con el y para los marxistas el estado es la evidencia de que la sociedad se encuentra dividida en clases con intereses irreconciliables. Entonces la tarea no es acabar con el estado sino con las clases sociales. Al despreciar todo tipo de autoridad reniegan de la necesidad de un partido que concentre la fuerza del proletariado para de esa manera enfrentarse a la fuerza concentrada de la burguesía en el Estado. Pero también terminan relegándose a un segundo plano en momentos de la revolución. Lo hizo Kropotkin en Rusia cuando adoptó posturas patrióticas afines a los conciliadores como Kerenski y Tsereteli. Lo hicieron los españoles al no tomar el poder en Cataluña.

Búsquese de Engels, "Los bakunistas en acción". De todos modos esas diferencias teóricas no impiden reivindicarlos como luchadores. En España casi hacen la revolución. Ese casi es porque no quisieron tomar el poder ni asumirse concientemente como vanguardia (aunque en los hechos lo eran ya que la clase obrera española era anarquista).

Saludos

Aramis dijo...

uno de los miles de combatientes, por supuesto que el homenaje es válido..........recordando a uno se recuerda a todos esos camaradas que no pueden llamarse muertos, porque bien dicen que el que cayo peleando es semilla de nuevos amaneceres........

un abrazo

El Verdugo en el Umbral dijo...

Radowitzky encarna sin ningún lugar a dudas muchos de los más altos ejemmplos de moral revolucionaria, igual que muchos de los anarquistas de aquellos tiempos.
De todas maneras eso no lo deja libre de la más duras de las críticas que los comunistas del mundo tenemos para hacerle.
Los anarquistas han sido un estorbo en todas las revoluciones proletarias del mundo. A partir de 1917 quedó demostrado que el valor, la disciplina y la moral de los libertarios nacía de sus integrantes que pertenecían a la clase obrera (que a partir del 17 engrosarían las filas del bolchevismo, dejando casi nulo el movimineto acracio.)
En cuanto a la pica que plantea el Sr. Dolmacé la cosa no es tan sencilla.
Primeramente hay que señarar los puntos en común que poseen los trskistas y los anarquistas:
fueron perseguidos y expulsados en todas las revoluciones proletarias, coinciden en un ultrainfantilizquierdizmo con muy poco margen para la política, no miden las concecuencias de subdibidir al movimiento obrero, conspiran contra la revolución rusa dándole pasto a las fieras fascista y alimento a la CIA, etc
Lo curioso del tema es que Troski realizó una brutal represión a los anarquistas que no se querían plegar a las deciciones de Partido ( conocemo los argumentos del Ejercito rojo que dirigía Troski: centralismo democrático, lo que dice el P es la sintesis justa) y luego sería él quien no respetaria la voluntad del pueblo sovietico expresada en su Partido.
En mi barrio cambiamos el nombre de la calle Ramón Falcón por el de S. Radowitzky,.. pero esa es otra historia y pasó hace mucho

LR dijo...

Verdugo, no estoy de acuerdo con tu visión de Trotsky. Desde el punto de vista teórico es monumetal lo que ha aportado el hombre y, al fin y al cabo, la revolución de octubre ocurrió como lo pensó en 1905 en sus Resultados y Perspectivas. Hasta Lenin cambió hacia ese sentido en 1917. La ventaja que tuvo Lenin sobre Trotsky fue que comprendió mucho antes la importancia del partido de combate. Y, además, en el momento decisivo fue quien tuvo más claro qué era lo que había que hacer. Con respecto a la represión de los anarquistas, sino lo hizo, léase "Kronstadt, 1921" de un profesor anarquista (ahora no recuerdo su nombre). A pesar de ser anarquista no creo que lo deje mal parado a Bronstein. Al contrario. Los marineros de Kronstadt se sublevaron contra la revolución en plena guerra civil. Inconcebible. Y eso que Trotski los llamó la gloria de la revolución en su momento.

En cuanto al ascenso del fascismo y el nacionalsocialismo. En el campo de la clase obrera hay dos grandes culpables, la socialdemocracia y el stalinismo. Trostki mucho antes del ascenso de Hitler fue señalando claramente lo que NO debía hacer el partido comunista alemán. Qué más pruebas que el pacto Ribentrop-Molotov, la ayuda económica de la URSS a Alemania, la falta de ayuda a España mientras Alemania e Italia ayudaban a los fascistas y Francia cortaba las fronteras, la entrega de militantes del partido comunista alemán al régimen nazi.

No, esa no se puede dejar pasar. Si hay algo que hay que desterrar de la lucha de clases, es el stalinismo.

Saludos

El Verdugo en el Umbral dijo...

Estimado Ir: en un P revolucionario hay una regla que no se puede romper: nadie se puede ir, y lo que se sintetiza en la dirección se hace. Así lo entendió Trozky cuando dirigió el E.R. y le puso la pata en la cabeza (correctamente) a los que no se sumaban a las consignas de la dirección del P.
Su conspiració contra el pueblo soviético, sus declaraciones en medios busgueses, sus reuniones con los alemanes, etc son tan detestables como las purgas Stelinistas. Pero hay una diferencia. León se fue... y eso no puede hacerse... Le digo más... creo que le irremediable enfermedad de subdividirse eternamente que tienen lo P trozquistas viene de esa primera ruptura imperdonable.
Yo creo que una posición digna en ese asunto fue la de Bukarin...
una cosa más... nadie puede decidir qué desterrar de la lucha de clase... ella dispone... en tal caso un P. marxista leninista disciplinado, unido y sin rupturistas podría, en el mejor de los casos, darle algo de dirección,... lo demás es pura literatura...
PD: no le parece extraño que los trozquistas fueron reprimidos por todas las revoluciones marxistas...?

El Verdugo en el Umbral dijo...

http://desdeoktubre.blogspot.com/2007/11/editorial-fundacional.html

LR dijo...

Verdugo, estoy parcialmente de acuerdo con lo que decís. Por un lado, la importancia de un partido de combate de la clase obrera fue comprendido mucho antes por Lenin que por Trotsky pero este último no se fue del partido bolchevique, se tuvo que ir que es diferente. De todos modos no escapó de las purgas stalinistas ya que, al fin y al cabo, terminó muerto. Fue condenado al exilio como fueron condenados a muerte y al exilio muchísimos líderes de la revolución bolchevique, muchos de ellos con una actitud más digna que la de Bujarin que termina claudicando en los procesos de Moscú. Sus palabras fueron patéticas, mucho más si tenemos en cuenta que fue un dirigente revolucionario.

La permanencia en el partido:

Hay dos cuestiones a tener en cuenta, la cuestión teórica y la cuestión orgánica. El militante de un partido revolucionario debe ser orgánico, pero con un límite, que la teórica del partido, su programa, siga siendo revolucionario. Ser orgánico por el hecho de serlo, sin distinguir si sos orgánico a programa revolucionario o reaccionario, es lo más parecido a ser miembro de un ejército burgués, es caer en la trampa burocrática, de preferencia de la forma por sobre el contenido.

Por otra parte, un comunista hecho y derecho jamás debería haberse quedado en el Partido Comunista Argentino cuando este dicidió ir con la Unión Democrática que era el imperialismo yanqui. Y si Ud. quiere, le reconozco que podría haber dado la pelea dentro del partido como oposición pero con el stalinismo sabemos cual es el destino de las oposiciones: la expulsión del partido. Son centralistas burocráticos, no democráticos.

Y, hoy por hoy, vemos cual es el camino que ha recorrido el PCA, terminó yendo en listas de apoyo a Filmus en las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires.

La crítica a los trotskistas

Le acepto la crítica a los trotskistas la que no me parece enteramente aplicable a Trotski aunque sí, a veces pienso si no habrá algo profundamente erróneo en sus concepciones.

La dificultad que tienen para tejer alianzas en un determinado momento concreto es una características de los trotskistas argentinos por lo menos. En cambio, en Bolivia casi hacen una revolución o la hicieron y fueron derrotados. Y no por su incapacidad de tejer alianzas sino por haber claudicado ante un movimiento nacionalista burgués. No nos engañemos, los movimientos nacionalistas burgueses latinoamericanos son lo más parecido que hay al frente popular al estilo de los Stalin, Dimitrov, etc. Es decir, el problema no es que sean ultraizquierdistas, sino que en el último momento claudican ante en el nacionalismo que se expresa, muchas veces, en forma de bonapartismo. Lenin decía bien claro que se podía apoyar partidos y movimientos no comunistas en determinado momento pero siempre con un programa de independencia de clase, con libertad para delimitar políticamente, con un órgano de prensa propio y como organización en alianza con otra y no como disolusión dentro del movimiento mayor (como hicieron los supuestamente trotkistas del MST con el chavismo).

Le debo la lectura de su cita y la contestación en su blog, si es que hay algo que contestar.

Saludos

El Verdugo en el Umbral dijo...

Definitivamente algo hay de error en el trzquismo.
Lo que manda es la realidad. y ésta indicaque le URSS existió. Revindicarla no significa ser Stalinista. pero debo reconocerle que "lo prefiero igual" como dice el Indio Solari.
Por otra parte acuerdo totalmente con la descripción del PCA, incluso creo que se queda corto. Nunca fueron leninistas. ¿partidos de combate que se propusieran hacer la R en la Argentina y que tuvieran un visión estratégica del futuro de la humanidad...? solo el PRT... coincide?

LR dijo...

A nivel Partido coincido con Ud. en que el PRT-ERP fue el partido de la clase obrera, el único auténticamente marxista leninista. Luego, considero que ha habido a nivel individual importantes teóricos y militantes (por ej. Silvio Frondizi, Milcíades Peña, Agustín Tosco, René Salamanca, entre otros) pertenecientes a organizaciones no tan rescatables como ellos mismos. He leído un libro de Coggiola, del PO, sobre la Historia del trotskismo argentino. El libro me parece útil pero mis conocimientos limitados y alguna cosa que he encontrado en ese libro, que se parecen más a una mentira que a un error, me hacen dudar del todo. Me refiero a un punto que le encontré que a mi criterio es una mentira. Específicamente Coggiola imputa al PRT haber boicoteado la candidatura de Tosco-Jaime y Tosco-S. Frondizi. Es falso, se puede chequear en el libro de Silvina Licht sobre Tosco, que contiene cartas que éste le dirigió a su compañera, Susana Funes, donde dice que rechaza presentarse a las candidaturas y tiene buenos conceptos con la gente del PRT. La misma versión se puede obtener leyendo Lecciones de batalla de Gregorio Flores, ex-Sitrac/Sitram y ex miembro del PRT.

Los palabranautas dijo...

Gracias por el aporte bibliográfico. A mí con el trotsquismo me ocurre que todo lo que hablan no es verosimil ni practicable,... me suena a literatura de pocos recursos y eso que UD encuentra como una mentira yo lo veo como una forma de funcionar macabra, desgastante, antipopular, sobervia y sectaria de todos los grupos troscos. El PRT abrazó, tragicamente, en sus inicios las "ideas" de Trotski, y , no tenga dudas, muchos de sus errores políticos posteriores se deben al lastre de esa nefasta lógica pequeñoborguesa

LR dijo...

las palabranautas:

A ver, como decirlo, soy trotskista o me considero tal. Estoy convencido que Trotski fue uno de los más brillantes revolucionarios de la historia. Ahora, el problema no es Trotski (o ya no lo es) sino el trotskismo. Ignoro porqué desde una teoría a mi juicio correcta, como la de la revolución permanente (que se confirma en Rusia en 1917) se derivan prácticas ultraizquierdistas en algunos casos y claudicantes en otros. Y ahí no tengo respuesta por lo que sospecho algunas cosas. Como ser, algún error fundamental en la teoría (que no alcanzo a vislumbrar) y que se verifica en la práctica. También puede ser otro problema que es el referido al stalinismo. Ser trotskista, desde fines de 1920 hasta fines de 1970 en cualquier lugar del mundo significaba ser odiado por compañeros pertenecientes a otras organizaciones (satalinistas o maoístas-stalinistas). En los 70 el PC y el PCR (stalinistas y stalinistas-maoístas) apoyaron al gobierno de Perón en el período de la Triple A. Los trotskistas, con muchos errores, señalaron el error no solo con palabras sino con el propio cuerpo. En Bolivia, reitero, casi hacen una revolución, las tesis de pulcayo, de Lora, son obra del trotskismo latinoamericano. Y fueron derrotados porque claudicaron ante el nacionalismo, no por ser sectarios ni ultraizquierdistas, por hacer lo que los peronistas de izquierda le reclamaron siempre a los trostkistas argentinos.

El Verdugo en el Umbral dijo...

El boicot del PRT a la candidatura de Tosco es más de la literatura putrfacta del Trokismo arg. Jamás podrán librarse del lastre inmoral de Moreno. La mentira y la calumnia son táticas (desde ya que no poseen estrategia que no piensan en la R)típicas de esos grupos de psicobolches que nunca están dispuestos a combatir.

Luz dijo...

Hola
Aporto unas fotitos interesantes que puse hace tiempo en mi blog.

http://laverguenzademifamilia.blogspot.com/2007/02/los-bailes-federales_5412.html

Abrazos para todos

LR dijo...

Gracias por link.

un saludo

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Anónimo dijo...

Habría que hacer una salvedad. Se suele repetir sin fundamento alguno que el presidente Figueroa Alcorta felicitó a Ramón Falcón. En realidad lo que ocurrió ese día fue que miembros de la Bolsa de Comercio le alcanzaron al presidente un pliego con firmas felicitando a Falcón. La gente de la Bolsa de Comercio se oponía frontalmente a Figueroa.
El presidente no estuvo de acuerdo con la muerte de los obreros. Lo que ocurrió es que días despues un nene murió por una bomba anarquista y la gente se volcó a favor de Falcón. El presidente, que no toleraba cuando un nene era víctima de algo, entoncés sí envió sus felicitaciones a la policía para contener el anarquismo (no por lo que pasó el 1 de mayo). Supongo que la confusión viene por eso, es normal que se confundan esas cosas por el tiempo transcurrido y muy pocos recurren a las fuentes originales.